¿Cómo se aplica la desobediencia civil en Venezuela contra el presidente Nicolás Maduro?

Posted julio 23, 2017 6:23 pm by

CARACAS, Venezuela.- La “desobediencia civil” es fácil declararla. Lo difícil es aplicarla. Ese es el reto que enfrenta ahora la oposición venezolana, que ha llamado a los ciudadanos a desconocer al régimen del presidente Nicolás Maduro y protagonizar un “levantamiento democrático en la totalidad del territorio nacional”. Apelando a la protesta pacífica, la disidencia busca frenar una Asamblea Constituyente que el chavismo pretende activar este 30 de julio para
reescribir la Carta Magna, cerrar el Parlamento y diseñar un Estado a su medida.

¿El llamado a desobediencia civil tiene sustento legal en Venezuela?

Sí. El artículo 350 de la Constitución venezolana recoge el “derecho a rebelión” en estos términos: “El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

¿Ese artículo fue un invento de la oposición?

No. La oposición se aferra a un artículo que fue diseñado por el difunto presidente Hugo Chávez para justificar los dos golpes de Estado que encabezó en 1992 contra el presidente Carlos Andrés Pérez. “La propuesta de ese artículo surgió de los insurgentes del 4 de febrero y 27 de noviembre de 1992”, confirma Ricardo Combellas, miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999 y antiguo jefe de la extinta Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (Copre). El oficialismo ha incluido ambas fechas en la lista de efemérides patrias, argumentando que aquellos “golpes” fueron en realidad la expresión de una “rebelión” cívico-militar contra la oligarquía.

¿Por qué la oposición recurre a la desobediencia civil para enfrentar a Maduro?

La oposición señala que el régimen de Maduro es una dictadura militarista que ha bloqueado todas las salidas institucionales a la crisis. Con su Consejo Nacional Electoral,
impidió la celebración del referendo revocatorio y suspendió los comicios regionales en 2016. Y con su Tribunal Supremo de Justicia,
inhabilitó al Parlamento a finales de marzo. Asimismo, se negó a cumplir los compromisos adquiridos en el marco del fracasado proceso de diálogo que finalizó en diciembre de 2016, que incluían la publicación de un cronograma electoral, el respeto al Legislativo, la liberación de los presos políticos y el establecimiento de un “canal humanitario” para mitigar la escasez de alimentos y medicinas. Coincidiendo con la Asamblea Nacional, la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, figura emblemática de la revolución chavista, se deslindó de Maduro y denunció la “ruptura del orden constitucional”.

¿Cómo la oposición ejecuta la desobediencia civil?

Antes de que el 20 de junio el presidente del Parlamento, Julio Borges, invocara oficialmente el artículo 350, ya la oposición lo estaba aplicando. Las protestas que comenzaron a principios de abril, y que arrojan un saldo de más de 100 muertos, se inspiran en esa disposición constitucional. Ninguna de las movilizaciones convocadas por la disidencia ha contado con el “permiso” o la autorización del Ejecutivo que, por el contrario, ha ordenado reprimir, encarcelar y hasta procesar ante los tribunales militares a los manifestantes.

¿El plebiscito que llevó a cabo la oposición forma parte del desconocimiento del gobierno?

Sí. La consulta popular del domingo 16 de julio fue convocada por el Parlamento y organizada enteramente por los partidos de la oposición y la sociedad civil, en abierto desafío al régimen chavista. En lo que se ha calificado como el mayor acto de desobediencia civil en la historia del país,
más de 7,5 millones de venezolanos manifestaron su rechazo a la imposición de una Asamblea Constituyente, que Maduro pretende activar el 30 de julio, y respaldaron la conformación de un “Gobierno de Unión Nacional”.

¿Qué hace el Parlamento para desarrollar la desobediencia civil?

La cúpula del Poder Judicial declaró en “desacato” a la Cámara, eliminando sus atribuciones y competencias, el Ejecutivo le arrebató el presupuesto y bandas chavistas han asaltado en dos oportunidades sus instalaciones, siendo
el ataque más reciente el que se produjo el 5 de julio y dejó a cinco legisladores heridos. Sin embargo, los diputados continúan sesionando, tratan de desarrollar su agenda y este viernes aprobaron la designación de 33 magistrados para renovar el Tribunal Supremo de Justicia.

Venezuela se encuentra paralizada por las protestas contra Maduro desde...

¿La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, también se sumó a la desobediencia?

Sí.
Ortega Díaz desacata los fallos judiciales que atentan contra sus atribuciones y autonomía. “Lo máximo que me pueden hacer es que me maten, que lo hagan”, dijo en una entrevista radial la jefa del Ministerio Público, que ha prohibido a la abogada Katherine Haringhton, designada vicefiscal por el Tribunal Supremo, el acceso a sus oficinas en el centro de Caracas.

¿La desobediencia civil es una cosa de políticos?

La oposición está fundando en todo el país “comités de rescate de la democracia” y exhorta a las comunidades a no permitir “el uso de los centros electorales para la violación de la Constitución”. De esa forma, tratarían de boicotear los
comicios del 30 de julio para escoger a los integrantes de la Constituyente. Igualmente, el paro cívico del jueves 20 de julio representa la agudización del conflicto, uniendo a sindicatos, gremios y ciudadanos en general a la “Hora Cero” que impulsan los partidos contra el régimen de Maduro.

Voto Venezuela

Voto San Cristobal

Herida Catia

Julio Borges

Voto Venezuela

Voto Venezuela

Voto Venezuela

Voto Venezuela

Voto Venezuela

Voto Venezuela

Voto Venezuela

Voto Venezuela

Vovto Venezuela

Voto Venezuela

Voto venezuela

Voto venezuela

Voto Venezuela