Con el apoyo que tiene del NRA, al gobernador de Florida le puede salir el tiro por la culata

Posted febrero 20, 2018 8:05 am by

El gobernador Rick Scott se ha convertido en uno de los favoritos de los promotores de las armas en Florida durante los últimos siete años al levantar restricciones a las armas, evitar que los médicos pregunten a los pacientes sobre sus armas, oponiéndose a controles de antecedentes más estrictos y reduciendo el costo de obtener una licencia para portar un arma oculta.

Scott expandió una ley de autodefensa conocida como “defender su posición [stand your ground]” y permitió a las personas sin licencias para portar armas ocultas que las lleven durante 48 horas en casos de emergencia como evacuaciones de huracanes.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por su sigla en inglés) devolvió el favor con su mayor elogio, dándole una calificación A+, ya que la NRA inundó las casas de la Florida con millones de anuncios publicitarios para ayudar a Scott a lograr la reelección hace cuatro años.

“El gobernador Scott se ha mantenido firme para proteger los legítimos derechos de autodefensa”, decían los anuncios. “Esta elección es nuestra oportunidad de asegurarnos de que siga siendo así”.

No se pierda ninguna historia local.

Inscribase para obtener acceso digital ilimitado a nuestro sitio web, aplicaciones moviles y el periodico digital.

Y así fue.

Pero después de uno de los peores tiroteos en una escuela en la historia de Estados Unidos, Florida está ahora en el centro de un intenso debate nacional sobre las armas de fuego, y Scott enfrenta acusaciones de que sus políticas a favor de las armas ayudaron a permitir el horror de Marjory Stoneman Douglas High, en Parkland, que cercenó las vidas de 14 estudiantes y tres trabajadores docentes.

Scott siempre se ha opuesto a períodos de espera más largos para la compra de armas, pero incluso los republicanos se sorprendieron al enterarse de que el acusado por asesinato Nikolas Cruz, de 19 años, compró legalmente un rifle de asalto semiautomático, aunque no aún tiene edad suficiente para compra una cerveza

“¿Por qué diablos no hay un período de espera para comprar un arma de asalto?”, dijo el representante estatal Bill Hager, un republicano de Boca Raton, en un tuit el lunes. “Por lo menos, debería haber un período de espera de 30 días para estas armas”.

El ex gobernador Jeb Bush tuiteó que a los jóvenes de 18 años no debería permitírseles comprar armas semiautomáticas, pero Scott se ha mantenido en silencio sobre el tema.

De repente, la calificación A+ de la NRA se ve como un posible lastre para la esperada carrera de Scott hacia el Senado de Estados Unidos.

“A estas personas que están siendo financiadas por la NRA no se les permitirá permanecer en el cargo cuando lleguen las elecciones de mitad de término”, dijo Emma González, estudiante de Stoneman Douglas, en el programa Meet the Press de NBC con Chuck Todd. “Serán eliminados de la votación”.

Un día después de la masacre, Scott se paró junto al jefe de la Policía de Broward, Scott Israel, y a otros líderes de la comunidad y prometió una “conversación real” sobre la seguridad escolar, así como reuniones con los líderes estatales y locales.

“Mi objetivo es que estas reuniones y conversaciones nos ayuden a avanzar y proteger nuestras escuelas, nuestras familias y nuestros estudiantes”, dijo Scott.

Pero cuando CNN invitó a Scott a comparecer en la municipalidad de Sunrise el miércoles, dijo que no.

Según su oficina, con tres semanas de sesión legislativa, Scott está ocupado “reuniéndose con líderes estatales para trabajar en formas de mantener seguros a los estudiantes de Florida, incluyendo mejoras en la seguridad escolar y para mantener las armas fuera de las manos de las personas con enfermedades mentales”.

Al evitar CNN, Scott también evitó a su oponente en el Senado de Estados Unidos, el demócrata Bill Nelson.

En cambio, Scott participará en una mesa redonda el martes con educadores, expertos en bienestar infantil y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, en un entorno más controlado y más de su agrado que la espontaneidad de un estudio de televisión en vivo.

Scott también ha pedido repetidas veces la renuncia del director del FBI, Christopher Wray, después de que la agencia admitiera que había cometido un error al recibir un aviso sobre Nikolas Cruz en un centro de llamadas de West Virginia.

El ataque del Día de San Valentín en Parkland, un afluente y pacífico suburbio de Fort Lauderdale, es al menos el tercer tiroteo masivo en Florida durante el mandato de Scott, quien dice regularmente que los crímenes violentos en Florida están en su punto más bajo en 45 años.

Después del ataque al club nocturno Pulse, en Orlando, que dejó 49 muertos en junio del 2016, la solución de Scott fue contratar a 47 expertos más en temas antiterroristas. Sin embargo, las leyes sobre las armas no cambiaron.

Nada sustancial cambió después de que cinco personas murieran en el aeropuerto de Fort Lauderdale-Hollywood hace más de un año.

La presión sobre Scott podría intensificarse pronto. Cerca de 100 decididos estudiantes de Stoneman Douglas llegarán al Capitolio de Florida esta semana con su mensaje de cambio.

La Liga de Mujeres Votantes, Equality Florida, la Coalición de Florida para Prevenir la Violencia con las Armas y otros grupos realizarán una manifestación en el histórico Old Capitol el miércoles, exigiendo restricciones más amplias para las armas de las que admite Scott.

“Él tiene la oportunidad de cambiar su legado para bien”, dijo el representante Evan Jenne, demócrata de Dania Beach. “Eso depende de él”.

La oficina de Scott no hizo ningún comentario el lunes sobre una serie de propuestas del Senado que incluyen aumentar la edad para comprar un rifle de asalto de 18 a 21 y que requiere un período de espera de tres días para todas las compras de rifles.

Steve Bousquet: 850-224-7263, bousquet@tampabay.com, @stevebousquet