Congreso de EE. UU. concede al bebé Charlie Gard residencia permanente para poder salvar su vida

Posted julio 23, 2017 11:38 am by

Congreso de EE. UU. concede al beb Charlie Gard residencia permanente para poder salvar su vida

El Congreso de los Estados Unidos ha concedido a Charlie Gard, el bebé británico de 11 meses de edad que padece una rara enfermedad genética, residencia permanente en los Estados Unidos.

Crédito: Facebook | Connie Yates

Se ha dicho que esta decisión libera a Charlie de las estructuras del sistema de justicia británico e insta al Great Ormond Street Hospital (GOSH) para que el bebé terminalmente enfermo reciba tratamiento en los Estados Unidos.

Sin embargo, los doctores de Charlie han descartado cualquier posibilidad de recuperación del niño. Sufre de una rara enfermedad mitocondrial denominada síndrome de agotamiento del ADN mitocondrial encefalomiopático de inicio infantil, o MMDS (por sus siglas en inglés). Este raro trastorno genético le ha dejado el cerebro dañado, ciego, sordo, incapaz de moverse, y sin poder respirar por sí solo, es decir que necesita constantemente una máquina de ventilación. Actualmente se mantiene vivo con el apoyo vital en el hospital.

Crédito: Facebook | Connie Yates

Además, la Corte Suprema de Gran Bretaña y la Corte Europea de Derechos Humanos emitieron una orden para permitir a los médicos quitar el soporte de vida a Charlie. Pero sus padres, Connie Yates y Chris Gard, insistieron en el tratamiento para el niño en una batalla legal de cuatro meses.

A principios de esta semana, el Dr. Michio Hirano, profesor de Neurología en la Universidad de Columbia en Nueva York, voló a Londres para examinar a Charlie. Dijo que, aunque la condición de Charlie es incurable, tuvo de un 11 a un 56 por ciento de posibilidades de “mejoría clínicamente significativa” en la función muscular con el tratamiento propuesto.

Pero no logró convencer a los médicos de GOSH en una reunión de más de cinco horas. Los especialistas dijeron que su posición permanece inalterable, ya que creen que el tratamiento es poco probable que sea eficaz, y podría provocar a Charlie más sufrimiento.

Crédito: Facebook | USA : Today

La pareja ha recaudado más de 1,7 millones de dólares para el tratamiento experimental de su hijo en los Estados Unidos.

Las fuentes legales británicas afirman que Charlie es un sujeto con una orden de la Corte Suprema, sin importar el pasaporte que tenga, sería ilegal que la familia de Charlie dejara Inglaterra sin el permiso del juez.

En este momento, si Charlie puede viajar a los EE.UU. está en función a de lo que defina la Corte Superior.

Mira el vídeo (en inglés) aquí: