Corea del Norte sacude su liderazgo militar mientras la cumbre Kim-Trump se acerca

Posted junio 6, 2018 8:14 am by

(CNN) – Tres altos funcionarios militares de Corea del Norte fueron reemplazados antes de la histórica cumbre entre el líder Kim Jong Un y el presidente de Estados Unidos Donald Trump, según varias fuentes.

Los tres parecen haber sido reemplazados por personal más joven leal a Kim, como parte de una transformación en curso del establecimiento político y militar del país desde que el joven líder tomó el poder en 2011.

La agencia de noticias de Corea del Sur, Yonhap, citando fuentes anónimas de inteligencia, reportó que el jefe de Defensa Pak Yong Sik había sido reemplazado por No Kwang Chol; mientras que el general Ri Myong Su, jefe del Estado Mayor del Ejército Popular de Corea (KPA por sus siglas en inglés) había sido reemplazado por su adjunto, Ri Yong Gil.

El reemplazo del general de Ejército Kim Su Gil por Kim Jong Gak como director de la oficina política general del KPA fue mencionado anteriormente por la prensa estatal norcoreana, y confirmado este lunes por el Ministerio de Unificación de Corea del Sur, que se ocupa de los asuntos de Corea del Norte.

“Todos estos tipos (promovidos) son tipos de Kim Jong Un”, dijo Michael Madsen, autor del respetado blog North Korea Leadership Watch. “Los tres han tenido posiciones muy sensibles y de alto nivel bajo el liderazgo de Kim Jong Un; ellos son leales (a él) y todos han tenido experiencia interactuando con delegaciones extranjeras”.

Los tres hombres que fueron reemplazados, Pak, Ri y Kim, tienen 68, 81 y 77 años, respectivamente.

Apoyando el poder

Madden dijo que la reorganización de la cúpula del Ejército norcoreano fue hecha al parecer por una serie de razones, entre ellas, la preparación de la cumbre Kim-Trump y el futuro de las conversaciones e intercambios de Corea del Sur.

En particular, el Buró Político General del Ejército (BPG) es responsable de auditar y supervisar las operaciones generales del KPA, que controla un gran número de corporaciones comerciales y otros negocios que podrían estar altamente involucrados en cualquier negociación intercoreana o proyectos de infraestructura.

Los comisarios políticos del buró están posesionados en todo el KPA y pueden influenciar la actividad del ejército en todos los niveles.

“[Kim] no va a querer que esos comisarios militares tomen cualquier tipo de asistencia que pueda llegar al norte”, dice Madden. “Ese fue un problema durante el periodo de resplandor, una gran cantidad de apropiación indebida y malversación”.

Madden agregó que el tamaño y la amplitud de las responsabilidades de BPG es tal que —más que cualquier otra organización de Corea del Norte— presenta la amenaza más realista posible para el poder de Kim.

“Desde aproximadamente junio de 2017 hasta principios de este año, el Buró Político General del Ejército estuvo bajo investigación [por el gobernante Partido de los Trabajadores], la primera vez en 20 años que el BPG está bajo investigación”, dice Madden.

Al poner al BPG firmemente bajo el Partido y su propio control, Kim al parecer busca evitar repetir una acción extrema que tomó contra su tío, Jang Song Thaek, a principio de su mandato.

Jang Song Thaek, quien había sido un poderoso hombre en Corea del Norte, fue ejecutado en 2013 después de que supuestamente construyó un poder alternativo al de su sobrino.

La cumbre de Singapur

Los preparativos aún están en marcha para la cumbre entre Kim Jong Un y Donald Trump en Singapur, la primera vez que un presidente de Estados Unidos en funciones se reúna con un líder norcoreano.

Trump se reunió con el exjefe de espías de Corea del Norte Kim Yong Chol por cerca de 90 minutos el viernes, que es el primer funcionario de alto nivel de Corea del Norte en visitar Estados Unidos en 18 años.

El presidente Trump dijo que la reunión de Singapur hace parte de un “proceso” que continuará por algún tiempo: “Les dije hoy, ‘Tómense su tiempo. Podemos ir rápido. Podemos ir lentamente’”.

Esto representa un cambio respecto a las anteriores declaraciones de Trump, que parecían indicar que esperaba que se firmara un acuerdo en Singapur sobre desnuclearización y otros asuntos, y planteó la posibilidad de que se tratara más de una reunión y un encuentro entre los dos líderes.

La Casa Azul de Corea del Sur rechazó el lunes las sugerencias de que podría anunciarse un final formal a la Guerra de Corea en la cumbre entre Trump y Kim.

Es poco probable que Kim pase mucho tiempo en Singapur. Las sanciones hacen difícil que un alto funcionario de Corea del Norte viaje al exterior, y Madden dice que Kim tampoco querrá imponer una carga excesiva al gobierno de Singapur, que tendrá que lidiar con los onerosos arreglos de seguridad causados por la presencia de ambos líderes en la ciudad.

También ha habido especulación de que Kim no desea dejar Corea del Norte por un periodo prolongado de tiempo, ya que esto puede alentar a los opositores que quedan en su gobierno a aprovechar la oportunidad de organizar un golpe.

En 1971, Idi Amin se tomó el poder en Uganda mientras el presidente Milton Obote estaba en Singapur para una reunión con líderes de la Commonwealth.

Madden dice que cualquier intento similar de tomarse el poder durante la ausencia del líder norcoreano es poco probable, señalando los viajes anteriores de Kim a Beijing y Dalian, China, que ocurrieron sin problemas.