Corea del Norte

Posted junio 7, 2018 8:18 am by

(CNN) – Corea del Norte aparentemente destruyó al menos tres túneles nucleares, edificios de observación, una fundición de metal y viviendas en su sitio de pruebas nucleares Punggye-ri el jueves, en un proceso observado por periodistas internacionales invitados.

MIRA: La cumbre de Trump con Corea del Norte era una apuesta para hacer historia, y ahora podría no suceder

Un equipo de CNN en el sitio remoto de la montaña en el norte del país fue testigo de explosiones en los túneles nucleares 2, 3 y 4, desde plataformas de observación a unos 500 metros de distancia.

Estaban entre dos docenas de periodistas invitados al país para observar la aparente destrucción del sitio, que se produce solo unas semanas antes de una reunión planificada entre el líder norcoreano Kim Jong Un y el presidente estadounidense Donald Trump.

“Pasamos cerca de 10 horas en el suelo en el sitio de la prueba nuclear”, dijo Will Ripley de CNN, hablando por teléfono desde un tren en el viaje de 12 horas desde el sitio de prueba a la ciudad costera de Wonsan.

Antes de las explosiones, los periodistas dijeron que fueron invitados a ver los explosivos manipulados dentro de los túneles, antes de moverse a una distancia segura para presenciar su detonación.

MIRA: Trump pone en duda la cumbre con Corea del Norte el 12 de junio

“Nos llevaron a tres de los cuatro túneles del sitio. Nos permitieron abrir las puertas del túnel, echar un vistazo al interior, no podíamos entrar a los túneles”, dijo Ripley. “Hasta donde alcanzaba la vista, estaban equipados con explosivos”.

La cantidad y el tipo de explosivos utilizados no fueron descritos por el régimen. Los periodistas de CNN presentes describieron haber visto explosivos de tamaño y forma de un “balón de fútbol”, aparejados uno junto al otro, visibles a una distancia de unos 35 metros dentro de los túneles.

Los periodistas vieron una sucesión de explosiones, y cuando se terminaron, se les permitió inspeccionar el daño. Cada túnel estaba derrumbado, con escombros bloqueando la entrada.

No hubo expertos internacionales en el grupo invitado y no hubo nadie presente que pudiera evaluar las explosiones para saber si eran lo suficientemente profundas como para destruir los túneles.

Corea del Norte ha llevado a cabo seis pruebas nucleares en el sitio, que se encuentra a más de 370 kilómetros al norte de Pyongyang, la más reciente y poderosa fue en septiembre de 2017.

Hay cuatro túneles en el sitio, aunque los periodistas solo presenciaron la destrucción de tres. Un cuarto túnel utilizado para una prueba nuclear en 2006 ya había sido cerrado, dijeron funcionarios norcoreanos. A los periodistas también se les mostraron dos túneles adicionales que los funcionarios norcoreanos dijeron que nunca antes se habían utilizado.

Antes de las explosiones del jueves, los expertos habían advertido que la demolición de los túneles podría destruir evidencia valiosa del estado del programa de armas de Corea del Norte. Le dijeron a CNN que querrían tomar muestras, así como contadores de radiación para evaluar los niveles en la atmósfera.

Los periodistas que intentaron llevar equipos de medición de radiación a Corea del Norte dijeron que habían sido confiscados.

Tom Cheshire, corresponsal de Sky News en Gran Bretaña, dijo que el teléfono satelital y el dosímetro de radiación de su equipo, un dispositivo para medir la radiación nuclear, fueron retirados.