Corea del Sur y Japón interceptaron señales de un posible lanzamiento de misiles del régimen de Kim Jong-un