Desde Israel llega un alivio para la AFA

Posted junio 8, 2018 8:20 am by

Barcelona. Enviado especial.

Pasado el mediodía, aquí en Barcelona, no hay acuerdo. Después de una noche de negociaciones, la AFA y Torneos no llegaron a un punto en común con el Grupo Comtec, la pata israelí encargada de la organización del amistoso que no fue entre la Selección Argentina y la de Israel, que se suspendió tras la preocupación de los futbolistas argentinos capitaneados por Lionel Messi al recibir amenazas y presiones de grupos pro palestinos.

Ariel Raber cruza la puerta de salida del Hotel Sofía. El empresario argentino es hombre fuerte de Comtec y había aterrizado en la madrugada catalana del miércoles a bordo de un vuelo relámpago proveniente de Israel. Vino por explicaciones “cara a cara” y con la determinación de reflotar el partido que iba a disputarse el sábado en Jerusalén. El presidente de la AFA, Claudio Tapia, le explicó que la decisión de no viajar a Israel estaba tomada y que no había marcha atrás.

Chiqui Tapia, junto a Jorge Burruchaga en la Ciudad Deportiva Joan Gamper, de Barcelona, viendo la práctica de la Argentina, (Foto: AP Photo/Manu Fernandez).

Se sube a un taxi y se va rumbo al aeropuerto. Se vuelve a Israel sin soluciones, pero con algunas fotos de los jugadores argentinos del entrenamiento matutino en su celular. Ya habló por teléfono con Daniel Benaim, quien fundó la empresa en 1982 y que monitoreó lo ocurrido en las últimas vertiginosas horas desde su país. Hay malestar, a tal punto que tomaron la determinación de mover una ficha fuerte para meter presión: le solicitaron a la Asociación de Fútbol de Israel que denunciara a la AFA ante la FIFA por “discriminación religiosa” y que le pidiera al ente máximo del fútbol, además, la suspensión de Argentina para que no pueda jugar el Mundial de Rusia, que comenzará en una semana.

Por la tarde, la Federación se encarga de dejar en claro que no se sumaría a una acción con consecuencias imprevisibles. “La Federación Israelí realizó un reclamo en la FIFA solo contra la Federación Palestina y su presidente, Jibril Rajoub”, explica. Como para terminar de dejar claro a quién busca tranquilizar, arroba en su mensaje a la cuenta de Twitter de la Selección argentina.

De todas maneras Comtec, según le dijeron a Clarín, fuentes cercanas a Benaim, aguarda una devolución. Daniel Moljo, productor del Canal 10 de noticias de Israel, le aportó a este medio que “no hay ningún reclamo realizado hasta el momento, según tenemos entendido”.

Está claro: la búsqueda de Comtec apunta a presionar sobre la AFA al no obtener un acuerdo satisfactorio hasta ahora. Incluso, si se hubiera presentado la denuncia contra Argentina ante la FIFA, era descabellado a esta altura que la Selección de Messi pudiera quedarse sin Mundial… Los tiempos no darían puesto que el Tribunal con sede en Zurich siempre se toma un lapso extenso para investigar el caso y dar a conocer su sentencia.

Desde la AFA, de todos modos, aseguran que “no existe en ningún artículo de los Reglamentos de la FIFA un argumento por el cual se le puedan aplicar sanciones a la Selección por no presentarse a jugar un amistoso”.

¿Qué reclama Comtec? La devolución del dinero pagado a la AFA (unos 2 millones de dólares) más un resarcimiento, ya que exponen que se le viene una gran cantidad de demandas, sobre todo de los sponsors y de la televisación que había sido vendida. La negociación más fuerte, en realidad, se da entre ambos organizadores. Es decir, entre Torneos y Comtec. “Una vez que haya acuerdo, la AFA deberá firmar su consentimiento”, explican desde la casa madre de la pelota criolla.

La alternativa de jugar dos amistosos a futuro, uno en Israel y otro en la Argentina o en otra sede neutral perdió fuerza. Una opción ofrecida fue que Torneos le ceda a Comtec los derechos de la organización de los dos partidos que la Selección tiene en la doble fecha FIFA de noviembre en cualquier parte del mundo, excepto en Israel.

La cuestión sigue abierta. Por ahora, esto no convence del todo a los empresarios israelíes-argentinos que se volvieron con las manos y los bolsillos vacíos. Y sin amistoso, claro.

El Mundial, minuto a minuto