El caucus hispano del Congreso se reúne a puerta cerrada con el secretario Kelly para hablar de inmigración

Posted julio 13, 2017 1:23 am by

El caucus hispano del Congreso se reúne este miércoles con el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), John Kelly, para tratar el
aumento de operativos de deportación y el futuro de los jóvenes indocumentados conocidos como dreamers en Estados Unidos, entre otros temas.

La reunión, programada para las 11:00am, fue planificada por el caucus para abordar una larga lista de “preocupaciones”, dijo una fuente familiarizada con el tema que pidió mantener su nombre en reserva.

A la reunión no está permitido el acceso a periodistas, pero al término de la sesión los legisladores darán una conferencia de prensa.

Nio inmigrante centroamericano en un centro de detencin de la Patrulla...

Entre las principales preocupaciones a tratar en el encuentro están el incremento en el número de inmigrantes detenidos por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE)
que no tienen antecedentes criminales, así como el aumento de operativos de la fuerza nacional de deportaciones prometida por el presidente Donald Trump durante su campaña.

Otro tema que inquieta al caucus es el futuro de los
casi 800,000 dreamers que se encuentran amparados de la deportación por la Acción Diferida de 2012 (DACA).

“No está claro el futuro de DACA”, dijo la fuente. “Hay versiones contradictorias”.

“También nos preocupa el anuncio respecto a que el gobierno perseguirá a padres y familiares de niños solos que buscan asilo para acusarlos de tráfico humano, y
el futuro del TPS (Estatus de Protección Temporal) para miles de inmigrantes centroamericanos que llevan tiempo en Estados Unidos amparados de sus deportaciones”, dijo a Univision Noticias la oficina de prensa del Caucus Hispano.

Cerca de 300,000 inmigrantes indocumentados procedentes de El Salvador, Honduras y Nicaragua permanecen protegidos desde 1999 en el país amparados de la deportación y reciben un permiso de trabajo. El TPS a Honduras y Nicaragua fue concedido tras el paso del huracán Mitch, mientras que a El Salvador se le otorgó en respuesta a los terremotos del 13 de enero y el 13 de febrero de 2001.

En el comienzo de su campaña,
Trump dijo que deportaría a los 11 millones de indocumentados que se calcula hay en estados Unidos, pero después cambió su discurso y dijo que solo expulsaría a aquellos que tienen antecedentes criminales, y que buscaría una solución permanente para los dreamers protegidos por DACA.

Pero a finales de junio,
10 estados encabezados por Texas pusieron un ultimátum con fecha 5 de septiembre para que el secretario de Justicia, Jeff Sessions, cancele DACA. De lo contrario, advirtieron, demandarán la acción ante la misma corte que en 2015 detuvo la implementación de DAPA (que protege de la deportación a los padres de ciudadanos y residentes legales) y la ampliación de DACA.

Ambos programas, de haber sido implementados, frenaban las deportaciones de poco más de 5 millones de padres indocumentados de ciudadanos y residentes legales y de los dreamers que no calificaron para DACA por tener más de 30 años de edad al 15 de junio de 2012.

La lista de inquietudes que entrarán en la conversación también incluye el encierro prolongado de menores que edad que llegaron a Estados Unidos en busca de asilo, y a cuyos casos no han sido resueltos por los tribunales de inmigración.

Las detenciones de inmigrantes por parte de ICE aumentaron tras la firma de dos acciones ejecutivas migratorias por Trump el 25 de enero: una está relacionada con la construcción del muro en la frontera con México y otra con las ciudades santuario.

Agentes federales del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

En ambas acciones Trump decretó que la inmigración indocumentada constituye una amenaza para la seguridad pública y nacional, y ordenó la activación en el país de la Sección 287g de la Ley de Inmigración, que permite al DHS hacer acuerdos con las policías locales para que actúen como agentes de inmigración en el arresto de indocumentados.

Con esta medida, Trump contaría con una fuerza nacional de deportaciones que pondría en la mira a los 11 millones de indocumentados.

La semana pasada se dio a conocer un memorando interno del DHS, en el que el director de la unidad de deportaciones de ICE ordenó a sus 5,700 agentes detener a todos los indocumentados que se crucen en su camino, sin importan si han cometido crímenes o estén siendo buscados por una orden de deportación.

Congresistas hispanos han expresado su preocupación por las actuaciones de ICE, y dicen que pedirán explicaciones al secretario Kelly en el encuentro de este miércoles.

La reunión se da en el marco del debate en la Cámara de Representantes del presupuesto 2018 del DHS, que incluye una partida de $1,600 millones de dólares para la construcción del muro en la frontera con México, uno de los principales proyectos de la política antiinmigrante de Trump.

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencion Adelanto California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California

Centro de detencin California