El médico del plantel de Rusia reveló qué sustancia utilizaron los jugadores para rendir más y cómo la ingirieron