En medio de la tensión con EEUU, Irán inauguró una nueva línea de producción masiva de misiles