Ésta es la estrategia secreta de Trump para que México pague el muro en la frontera

Posted marzo 11, 2018 9:46 pm by

Una tensa conversación telefónico el pasado 20 de febrero entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el mexicano, Enrique Peña Nieto, llevó a cancelar la primera visita de este último a la Casa Blanca. La discusión duró 50 minutos, se centró el quién pagará el muro fronterizo, y provocó que  Trump “perdiera la calma”, según fuentes mexicanas, o desesperara frustado por la postura de Peña Nieto, según fuentes estadounidenses. Nada más ha trascendido sobre esa conversación, hasta hace unas horas, cuando Trump dio su versión durante un mitin electoral en Moon Township (Pennsylvania).

 

“Vamos a construir el muro”, dijo Trump, “al 100%. Al ciento por ciento”. “Sabéis, el presidente de México, que yo creo que es un tipo muy simpático. (…) El presidente de México llama. Y ya sabéis, os cuento, estamos en medio de renegociar [el tratado de libre comercio] NAFTA. Así que tenemos un pequeño obstáculo en el camino. Así que se lo digo y él dice, respetuosamente, porque él es un tipo realmente elegante. Y él me dice, él dice, ‘Señor presidente, nos gustaría que hiciera un comunicado diciendo que México no va a pagar el muro’. Y yo digo, ‘¿estás loco?’. Yo digo: ‘No voy a hacer ese comunicado’. Él dice: ‘Bueno, tiene que hacerlo’. Yo digo: ‘¿Es eso o nada?’. Él dice: ‘Sí’. Y yo digo: ‘Adiós, no vamos a llegar a un acuerdo’. De ninguna manera yo voy a…”

 

Y Trump añade a continuación: “Mira, lo que yo voy a decir, y lo que yo le dije: ‘Presidente, no se preocupe, todo se arreglará, vamos a ponerlo en el acuerdo de NAFTA, nadie va a hablar demasiado sobre esto, será parte de… porque vamos a firmar un acuerdo NAFTA mucho mejor, tenemos que hacerlo. Cuando perdemos 130.000 millones de dólares frente a México, creo que podemos hacerlo un poquito mejor, ¿verdad? El muro, ya sabéis lo que es el muro, es esto, ni siquiera os daréis cuenta, será un pequeño asterisco al final de la página”.

 

Trump no sólo prometió en repetidas ocasiones durante la campaña electoral que construiría un muro en la frontera con México, sino que además añadió que sería el país vecino quien lo pagara, pese a las repetidas negativas de Peña Nieto al respecto. Tras llegar a la Casa Blanca, Trump intentó que fuera el Congreso quien sufragara la construcción, prometiendo que se lo haría pagar a México de forma indirecta (llegó a sugerir que mediante aranceles comerciales). Sin embargo, hasta el momento ha sido incapaz de lograr el dinero, pese a que tanto la Cámara de Representantes como el Senado están en manos republicanas.

 

Su nueva estrategia parece pasar ahora por incluir la construcción del muro en el tratado NAFTA (conocido en español como TLCAN), que lleva meses renegociando con México y Canadá. El próximo 23 de marzo comienza una nueva ronda de negociación, ya de por sí tensa por la reciente aprobación esta semana de aranceles al acero y aluminio; México y Canadá quedaron fuera, pero esa decisión fue interpretada como una medida de presión de cara a la negociación. Ahora el muro puede tensar aún más esa cuerda.