Estados Unidos expresó su apoyo a Israel tras la pérdida del caza y rechazó las "actividades malignas" de Irán