Flynn discutió temas de política exterior con Rusia por encargo del yerno de Trump

Posted diciembre 1, 2017 11:29 pm by

El yerno del presidente
Donald Trump sería el “muy alto cargo” del equipo de transición que ordenó al ex asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn ponerse en contacto con emisarios rusos, de acuerdo con el escrito de acusación en el que no se nombra al funcionario, pero cuya identidad es establecida
por varios medios.

La revelación se conoció tras
una audiencia en una corte de Washington DC en la que Flynn se declaró culpable de haber ocultado al FBI sus conversaciones con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, y en la que aceptó colaborar con la investigación del
‘Rusiagate’, que trata de esclarecer la intromisión de Moscú en las elecciones presidenciales y si hubo colaboración entre ambos para llevar a Trump a la Casa Blanca.

El escrito solo indica que hacia el 22 de diciembre un “muy alto miembro” del equipo de transición le pidió hablar con gobiernos extranjeros, incluido el ruso, para saber cómo iban a votar en las Naciones Unidas ante una resolución sobre los asentamientos israelitas. Tras esa indicación, Flynn contactó a Kislyak “e informó al embajador sobre la oposición de la nueva administración.

Kushner es asesor de su suegro el presidente y ha sido puesto al frente de los esfuerzos de Washington para mover el estancado proceso de paz en el Medio Oriente. Por el origen judío de su familia y por los contactos que tienen en Israel, la designación de Kushner es considerada como potencialmente muy favorables hacia Tel Aviv.

Pero la gestión de Flynn, supuestamente a instancias de Kushner, se produjo cuando todavía no había empezado sus funciones el gobierno republicano, por lo que estarían en abierta violación de la Ley Logan de 1799, que establece que es ilegal que ciudadanos particulares lleven a cabo gestiones diplomáticas a nombre de Estados Unidos.

Durante la comparecencia, Flynn tan solo respondió “sí” o “no” a las preguntas del juez. En todo caso, aclaró que no ha sido obligado a declararse culpable o que se le ha prometido una determinada sentencia.

En un comunicado publicado luego de su declaración, Flynn afirmó que había dado este paso “para corregir las cosas” y “en el mejor interés de mi familia y nuestro país”. Además, reconoció que sus acciones no fueron las adecuadas.

La Casa Blanca suspendió un encuentro de Trump con los medios de comunicación que estaba organizado para este viernes tras el encuentro del presidente con el primer ministro libio.

Las declaraciones “falsas, ficticias y fraudulentas”

Flynn fue acusado de no haber revelado al FBI una conversación con Kislyak el pasado 29 de diciembre. En dicho encuentro, Flynn solicitó al embajador que Rusia no reaccionara de manera desproporcionada
a las sanciones impuestas por
Barack Obama por la intromisión del gobierno de Vladimir Putin en las elecciones, ya que la administración entrante de Trump las podría eliminar.

“El acusado Michael T. Flynn realizó declaraciones (…) falsas, ficticias y fraudulentas a propósito y con conocimiento”, afirma el documento judicial de la acusación. Con su imputación, Flynn se convierte en el primer funcionario de la Casa Blanca -pese a su corto periodo en el gobierno- en estar directamente señalado por la justicia en el ‘Rusiagate’.

Hace una semana, Flynn cortó cualquier comunicación con los abogados de Trump sobre la investigación que se le sigue, según informó el diario
The New York Times, lo que fue interpretado como un signo de que el exasesor estaba colaborando con el fiscal especial Robert Mueller, encargado de la investigación de la intromisión de Moscú.

Por su parte, el abogado de la Casa Blanca Ty Cobb afirmó que “nada” de lo que ha dicho Flynn en su declaración de culpabilidad implica a miembros de la Presidencia.

Trump, que siempre ha negado que hubiera algún tipo de coordinación con Moscú para ayudarlo a llegar a la Casa Blanca, ha criticado desde el principio la investigación. De hecho,
despidió al director del FBI encargado de la misma y, posteriormente, sostuvo que contra él se había planteado
“la mayor cacería de brujas de la historia” cuando se nombró el fiscal especial.

Pese a su oposición, el fiscal ha ido avanzando y,
según varios medios, la próxima semana interrogará al propio hijo de Trump, quien
se comunicó con WikiLeaks (la organización que difunció los correos del Comité Nacional Demócrata) y
con una abogada que le prometió información comprometida sobre Hillary Clinton.

Según la agencia de noticias AP, el yerno del presidente, Jared Kushner, quien tiene un papel destacado como asesor del mandatario, ya fue interrogado a principio de mes precisamente sobre su relación con Flynn.

En la Casa Blanca

Flynn, que se ha convertido en una pieza clave del rompecabezas del ‘Rusiagate’, es el primer miembro de la admistración de Trump en estar imputado por la justicia en esta investigación, de manera que la investigación ha entrado al corazón de la Casa Blanca. Sin embargo, no es el único del entorno del mandatario.

A finales de octubre,
tres exfuncionarios de la campaña del presidente fueron acusados por su conexión con Rusia y su posible participación en una connivencia con autoridades rusas para influir en las elecciones.

El general Flynn
se vio forzado a dejar su cargo a mediados de febrero, pocos días después de ser nombrado. Inicialmente negó que hubiera discutido las sanciones con Kislyak. Después cambió su versión: los portavoces del asesor afirmaron que “aunque él (Flynn) no recuerda que hayan discutido sobre las sanciones, no puede estar seguro de que el tema nunca surgió”.

George Papadopoulos 1

Paul Manafort Ivanka Trump

Manafort y Gates

Rick Gates, Donald Trump

Donald Trump Jr

Jared Kushner

Carter Page

Michael Fynn