Freestyle, escalada y kitesurf, los tres nuevos deportes de la gran fiesta juvenil

Posted junio 1, 2018 8:02 pm by


Freestyle. La rama más urbana del ciclismo tendrá una versión mixta, con puntajes Fuente: LA NACION – Crédito: Diego Lima

El éxito de unos Juegos Olímpicos de la Juventud, como los que alojará Buenos Aires desde el 6 al 18 de octubre próximos, radica en su espíritu. Lo que vale oro es el proceso para llegar a la competencia y la ganancia está en el aprendizaje, en la formación y en el legado que puede dejar más allá del medallero. “Los chicos tienen que entender que esto es el inicio de su carrera, que lo que se está armando es una estructura para Tokio 2020 y París 2024”, enfatiza Carlos Siffredi, gerente técnico del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard). Lo que se está construyendo en el día a día tuvo su piedra fundacional en enero de 2014, cuando se hizo un diseño sobre la base de 27 deportes, tomando como referencia los Juegos de Nanjing y sin saber cuáles serían incluidos este año en el cronograma. Por entonces, no estaban en carpeta ni el BMX freestyle ni la escalada ni el kitesurf, tres de las múltiples novedades que propone el armado final del torneo, finalmente ampliado a 28 deportes individuales, con sus especialidades, y cuatro por equipos.

Lo del freestyle lo explica de la manera más simple Martín Ferrari, el director técnico nacional: “Es andar en bici saltando rampas”. Suena sencillo, como contrapartida con lo que es su práctica. “Se desarrolla en un circuito que va a estar armado en Puerto Madero y cada participante tiene un minuto para hacer, en estilo libre, su coreografía, sus piruetas, sus trucos. Hay un jurado que va a estar evaluando cómo se desenvuelven, como si fuera la gimnasia rítmica”, profundiza. El plural podría estar ligado al total de los países que intervienen, pero en este caso Ferrari lo utiliza porque la representación argentina será mixta. Unirán sus habilidades Iñaki Mazza, que creció en Tierra del Fuego imitando a su hermano mayor, y Agustina Roth, la bahiense que se vino a vivir a la Secretaría de Deportes de la Nación para encarar la etapa final de la preparación, rodeada de especialistas que la acompañan en la preparación física y psicológica.

“En el rreestyle somos una punta de lanza. Es una especialidad dentro del ciclismo que se está profesionalizando en el mundo. Es un deporte urbano, los que lo practican se crían en el parque, en la calle, en un circuito. Los ves ahí a cualquier hora. Entonces, hay que trabajar con ellos en la conducta. Son como [Juan Román] Riquelme o [Carlos] Tevez, que siempre volvían al barrio a jugar”, amplía Ferrari, tomando ejemplos del fútbol. No es casualidad. Mazza es campeón mundial y Roth fue subcampeona, además de ganar un torneo en Canadá la primera vez que salió del país.

“En cuatro años habrán pasado por el campus unos 100 chicos; la mayoría se cría en la calle. Llevamos a la Peque Pareto, que después de un oro olímpico en judo se recibió de médica; a Silvio Velo, de la selección de fútbol para ciegos y a Mariela Delgado, que brilla como ciclista pese a una discapacidad congénita en un brazo. Les mostramos ejemplos y además les damos charlas sobre doping para que conozcan los efectos, riesgos y consecuencias, con la presencia de los padres”, amplía el DT. La idea es protegerlos de las drogas para que no se conviertan en obstáculos extra.


Kitesurf. El atleta unido a un barrilete, el entretenimiento veraniego que ya es parte de los Juegos Fuente: AP

La escalada afrontará su debut en los Juegos con una certeza: fue declarada como deporte olímpico y estará presente en Tokio 2020. Es una actividad derivada del andinismo y se basa en buscar la máxima dificultad de movimientos minimizando el riesgo a través de rutas prearmadas, con seguros fijos. Se puede realizar en un espacio rocoso natural o en muros artificiales, donde se desarrollan las tres tipos de competiciones (dificultad, velocidad y boulder) que tendrán en octubre.

Desde la Federación Argentina explican que “la dificultad depende de varios factores como la inclinación de la pared, forma y tamaño de los agarres (o tomas), distancia, cantidad de movimientos y puntos de descanso”. La escalada deportiva surgió, explican, de la evolución de la escalada tradicional, buscando forzar el encadenamiento en estilo totalmente libre sin ningún tipo de apoyo artificial, aunque siempre respaldado por un sistema de seguridad.

María Valentina Aguado, una puntana de 17 años, es la carta fuerte de la delegación. Hija de un ingeniero agrimensor y una psicóloga, ella se clasificó en septiembre pasado, cuando logró ser la primera finalista de la historia de ese deporte en nuestro país. Pasó de colgarse del cochecito delante del pediatra a convertirse en una especialista. “Estuvo viajando a Europa para reforzar el entrenamiento en velocidad, que es de las tres especialidades la que más necesita fortalecer”, informa Carlos Getzelevich, Coordinador del programa Buenos Aires 2018.

El kitesurf es un deporte de deslizamiento sobre el agua en el que el viento propulsa un barrilete de tracción (kite, en inglés) unido al cuerpo del atleta mediante un arnés para que navegue en una tabla sobre las olas o realicen maniobras en el aire. Lo que podría ser un divertimento veraniego convertido en una especialidad dentro del yachting, que en este caso tendrá una pauta precisa: una especie de carrera de obstáculos en la que los tripulantes deberán exhibir velocidad y habilidad durante el recorrido en el Club Náutico San Isidro.

La buena noticia para la Argentina es que para esta competencia dividida por género hay muy buenos referentes, como Ona Romani y Gerónimo Lutteral, miembros del equipo “Los Biguá”, ganadores de un clasificatorio con un nivel alto de los chicos, según los entrenadores.