Juego de Invierno: quién es el presidente de Corea del Norte que viajará al Sur

Posted febrero 5, 2018 10:38 pm by

En un nuevo gesto de aparente distensión, Corea del Norte enviará a su jefe de Estado, Kim Yong-nam, cuya función es honorífica, esta semana a la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos en Corea del Sur, que se realizarán desde el 9 hasta el 25 de febrero.

Desde el punto de vista protocolar, Kim Yong-nam será el funcionario de más alto rango norcoreano que se traslade al sur de la Zona Desmilitarizada (DMZ), la frontera que divide la península desde la Guerra de Corea (1950-1953).

A nivel diplomático, su visita será el punto culminante del acercamiento entre ambas partes gracias a los Juegos Olímpicos de invierno. Por ahora es imposible prever si esta “distensión” irá más allá de la tregua olímpica.

Kim Yong-nam (centro), durante una cumbre del movimiento de países no alineados en Irán. /EFE

Mirá también

Corea del Norte usaría su embajada en Berlín para lograr piezas de misiles

¿Quién es Kim Yong-nam?

No tiene parentesco con el líder Kim Jong-un. A sus 90 años, sin embargo, Kim Yong-nam vio pasar ante sí a los tres líderes de la dinastía.

Es un jefe de estado con función ceremonial, quien recibe las acreditaciones de los diplomáticos extranjeros. Y como tal, es el encargado de enviar las condolencias oficiales o mensajes de felicitaciones a líderes extranjeros.

Y ha sido el presidente de la Asamblea (parlamento) desde 1998.

A diferencia de Kim Jong-un, Kim Yong-nam ha viajado al extranjero en visitas oficiales. En agosto de 2017, viajó a Irán para la ceremonia de inauguración del presidente iraní Hassan Rouhani.

Cumbre de alto nivel

Kim Yong-nam saluda al ex presidente Jimmy Carter en una imagen de agosto de 2010, en Pyongyang. / Reuters

Mirá también

Los atletas de Corea del Norte llegan al Sur para los Juegos de Invierno

Corea del Sur está considerando la posibilidad de una cita bilateral entre el presidente, Moon Jae-in, y Kim Yong-nam, también presidente de la Asamblea Suprema de Corea del Norte.

Se trata del viaje de más alto nivel hacia el sur desde el norte de los últimos tiempos y, aunque la visita de Kim es ceremonial, un vocero de Seúl admitió que el presidente surcoreano podría proponer una cumbre intercoreana, que sería la de mayor nivel celebrada jamás en ese país.

Independientemente de si Pyongyang rechaza o no esta propuesta, Moon y Kim se verán las caras en la recepción oficial para mandatarios del 9 de febrero con motivo de la inauguración de los Juegos.

Allí estará también el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y la pregunta de un posible intercambio con el norcoreano sobrevuela entre los analistas.

Kim Yong-nam durante una entrevista en Pyongyang en 2008./ Reuters

Por el rango protocolar de Kim Yong-nam, en teoría debería ser recibido por el presidente surcoreano Moon Jae-In, estimó Cheong Seong-Chang, politólogo en el Instituto Sejong.

“En la jerarquía del partido, Kim Yong-nam, es el segundo, inmediatamente después de Kim Jong-Un”, explicó. “Lo interpretaría como un signo de la voluntad de Kim Jong-Un por mejorar las relaciones intercoreanas”, dijo.

Si llegan a reunirse, es posible que Kim Yong-nam invite a Moon a Pyongyang para una próxima cumbre con Kim Jong-Un, agregó.

Ambas Coreas, que técnicamente siguen en guerra ya que el conflicto que las enfrentó entre 1950 y 1953 se cerró con un alto el fuego y no con un tratado de paz, acordaron también desfilar juntas en una inauguración olímpica por primera vez desde 2006.

“La visita del presidente Kim Yong-nam refleja la voluntad de Corea del Norte de mejorar las relaciones intercoreanas”, dijo Seúl este lunes en un comunicado en el que la oficina presidencial calificó la actitud del Norte de “seria y sincera”.

Corea del Norte notificó a última hora del domingo que junto a Kim viajarán otros tres delegados y 18 oficiales de apoyo, sin más detalles.

Fuente: agencias