Las acciones de inmigración de Trump podrían dar forma a las elecciones de mitad de período

Posted junio 22, 2018 9:11 pm by

Esta semana podría ser crucial para el gobierno del presidente Donald Trump, ya que los dos partidos principales se preparan para las elecciones legislativas de mitad de periodo en noviembre.

La decisión del presidente Trump de revertir una política de separación de familias que cruzan ilegalmente la frontera al sur de Estados Unidos, se produjo tras una tormenta política que enardeció a los demócratas de la oposición e incluso alarmó a algunos republicanos.

Cuando menos, estableció el escenario para que la inmigración sea un tema clave en noviembre.

Tono Desafiante

Trump estaba en modo de combate el miércoles, durante un mitin político, en Duluth, Minnesota, donde prometió hacer de la inmigración un foco central en la próxima campaña para las elecciones legislativas.

“Si quieren crear un sistema de inmigración legal y humano, entonces necesitan retirar a los demócratas y elegir a los republicanos para finalmente asegurar nuestras fronteras”, dijo Trump a una multitud entusiasta, algunos gritando: ¡”Construye el muro”!

Apenas horas antes, el presidente revirtió su polémica política de separar a niños de sus padres con los que habían cruzado ilegalmente la frontera, al firmar una orden ejecutiva en la Casa Blanca.

“Vamos a tener fronteras fuertes, muy fuertes. Pero vamos a mantener unidas a las familias”, comentó.

Protesta por la separación

Trump decidió alejarse de la polémica política de separar a familias, luego de protestas en todo el país, incluyendo Arizona, Texas, Pennsylvania y Massachusetts.

También causó indignación una grabación de niños pidiendo a gritos a sus padres, publicada por el grupo de periodistas de investigación, ProPublica.

La política de separación familiar fue condenada por republicanos como la ex primera dama, Laura Bush, y una gran cantidad de demócratas.

“Deberíamos poder acordar que no mantendremos a los niños en los campos de internamiento de menores en forma indefinida y lejos de la vista pública”, dijo el legislador demócrata Elijah Cummings de Maryland. “¿Qué país es este? ¡Estos son los Estados Unidos de América!

Una vista dentro del centro de detencin de Aduanas y Proteccin Fronteriza de EE. UU. Muestra a los nios en el Centro de Procesamiento Centralizado del Valle del Ro Grande en Rio Grande City, Texas, junio 17, 2018.

Una vista dentro del centro de detención de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. Muestra a los niños en el Centro de Procesamiento Centralizado del Valle del Río Grande en Rio Grande City, Texas, junio 17, 2018.

Problema divisivo

Los defensores de una dura política fronteriza se pusieron del lado del presidente, incluyendo Art Arthur del Centro de Estudios de Inmigración, quien citó un reciente aumento en intentos de cruzar la frontera.

“Esa gran afluencia de personas sugeriría que estamos empezando a aumentar a los (mismos) números que vimos durante la administración de Obama”, dijo Arthur a VOA a través de Skype. “Y la administración Trump necesitaba tomar medidas para responder, y esta es una respuesta apropiada”.

Pero muchos líderes religiosos lo criticaron, incluido Monseñor Kevin Sullivan, director ejecutivo de Caridades Católicas de la Arquidiócesis de Nueva York, quien también habló por Skype.

“Usar la separación de un niño de su madre es completamente inaceptable para nosotros como estadounidenses”, señaló.

El centro de detencin federal donde Blanca Orantes-Lpez se encuentra a 3,000 millas de distancia de su hijo, es visto detrs de una cerca cuando un avin vuela sobre sus cabezas, el 19 de junio de 2018, en Seattle, Washington. La mujer de El Salvador est en la prisin federal al sur de Seattle, habiendo reportado a las autoridades de inmigracin despus de cruzar ilegalmente la frontera de EE. UU.-Mxico en Texas. Su hijo, Abel Alexander, est bajo la custodia del gobierno en una casa de nios en Kingston, Nueva York.

El centro de detención federal donde Blanca Orantes-López se encuentra a 3,000 millas de distancia de su hijo, es visto detrás de una cerca cuando un avión vuela sobre sus cabezas, el 19 de junio de 2018, en Seattle, Washington. La mujer de El Salvador está en la prisión federal al sur de Seattle, habiendo reportado a las autoridades de inmigración después de cruzar ilegalmente la frontera de EE. UU.-México en Texas. Su hijo, Abel Alexander, está bajo la custodia del gobierno en una casa de niños en Kingston, Nueva York.

Consecuencias políticas

Las consecuencias políticas inmediatas podrían ser perjudiciales para el presidente, especialmente con las elecciones de medio término en noviembre.

“Es una área de desastre de relaciones públicas para el gobierno de Trump, y casi todos menos Donald Trump y sus ayudantes fuertemente anti-inmigración parecen darse cuenta de eso”, dijo Larry Sabato, analista de la Universidad de Virginia.

Sabato también le dijo a VOA vía Skype, que la postura dura de Trump también busca apuntalar su base política para las elecciones legislativas.

“Por supuesto, se están enfocando en su base. Están tratando de asegurarse de que se presenten y voten, y podría marcar una diferencia en las próximas elecciones de mitad de mandato”.

Las encuestas

Las cifras de las encuestas de Trump han mejorado últimamente, pero eso fue antes de la tormenta sobre la separación de familias en la frontera.

Encuestas recientes de la Universidad Quinnipiac y The Associated Press mostraron que la mayoría de los estadounidenses aprobó su acercamiento a Corea del Norte para desactivar la amenaza nuclear.

Pero las encuestas de Quinnipiac y CNN también encontraron que los estadounidenses se oponían a su política de separación de hijos por márgenes de 2 a 1.

También hay nuevas pruebas de que Trump está activando ambos partidos políticos en el periodo previo a la votación de mitad de periodo. El Centro de Investigación Pew, descubrió que el 55% de los votantes que tienen la intención de votar por los demócratas en noviembre, están más entusiastas de lo habitual.

Pero la encuesta también reveló que el 50% de los que planean apoyar a los republicanos, están más entusiasmados, preparando el escenario para lo que podría ser una batalla monumental en las urnas para ambas partes en noviembre.