‘Made in DPR Korea’: la verdad detrás de los milagros tecnológicos norcoreanos (fotos)

Posted abril 12, 2018 5:27 am by

Casi todos los artículos de producción nacional norcoreana son copias de  productos extranjeros, apuntó el analista. El sistema operativo —en referencia a Red Star OS— es simplemente un Linux que tiene la interfaz en lengua coreana y está modificado de manera que sea imposible abrir archivos que carecen de autorización apropiada, adelantó Lankov.

Automóvil norcoreano Naenara

Te puede interesar: La otra cara del ‘trabajo esclavo’ que enriquecía a Corea del Norte

iPad“Si tienes instalado este sistema operativo e intentas conectar un USB con una película guardada en su memoria, esta no se reproducirá a no ser que tenga un certificado autorizado por un servicio de seguridad norcoreano”, dijo el entrevistado.

“Lo mismo pasa con los automóviles. Es un tipo de ‘ensamblaje de destornillador’. [Los norcoreanos] recibían piezas del futuro automóvil, las ensamblaban y ponían una placa con una marca norcoreana. Aprovechaban esta práctica para demostrar su poderío económico”, profundizó.

Lankov recordó que ya en los años 50 los norcoreanos ensamblaban tractores soviéticos de la misma manera. Como era de esperar, en su propaganda Pyongyang no mencionaba que provenían de la URSS.

​El sistema operativo norcoreano Red Star OS

Más aquí: Así es Woolim, la tableta norcoreana

Moscú no estaba contento con este estado de las cosas e incluso recurría a la prensa para expresar su indignación y acusar a las autoridades norcoreanas de silenciar la verdad sobre la ayuda soviética al país, indicó.

Automóvil (imagen referencial)“No obstante, cabe recordar otra cosa. A pesar de que la mayor parte de las noticias sobre avances tecnológicos son falsas, Corea del Norte tiene recursos de ingeniería humanos formidables teniendo en cuenta que es un país pobre”, apuntó.

Pyongyang no es apto para producir sistemas operativos, automóviles y computadoras simultáneamente, esclareció Lankov, pero, —argumentó— es verdad que ciertos artículos de designación militar, que son considerados prioritarios por el Gobierno, son de muy buena calidad.

“A pesar de que las conversaciones acerca de su poderío son bastante exageradas y de que su industria automovilística siempre se ha limitado a la fabricación de copias de modelos extranjeros, los norcoreanos sí pueden hacer grandes cosas, especialmente si tenemos en consideración que es un país pequeño”, concluyó.

El ‘smartphone’ norcoreano Arirang

​​No te lo pierdas: Así aprovecha Pyongyang las ventajas del capitalismo