Mundial Rusia 2018: Islandia empató y le dejó muy buenas noticias a Jorge Sampaoli

Posted junio 8, 2018 8:20 am by

A Islandia, primer rival de Argentina en Rusia, hay que respetarlo como se debe respetar a todos los equipos de fútbol. Pero se dijo y se repite con énfasis: no es un cuco. Y bastante más: el conjunto que comanda Jorge Sampaoli no debería tener mayores problemas para derrotarlo, el sábado 16, en su debut en la Copa del Mundo.

En un partido disputado en Reikiavik, Islandia no pasó del empate 2-2 ante Ghana, elenco que no se clasificó al Mundial. Así, los europeos llegarán a la cita mundialista sin victorias en sus últimos cuatro juegos: perdieron ante México (0-4), Perú (1-3), Noruega (2-3) y empataron con los africanos.

Lo más curioso es que el primer tiempo fue más que positivo para Islandia. Empezó ganando con su arma principal: el juego aéreo. Johann Berg Gudmundsson es un zurdo interesante que juega de volante por derecha y es el encargado de las pelotas paradas. Un córner suyo encontró la cabeza solitaria del zaguero Kari Arnason (1,92 metros) para el 1-0. El segundo grito llegó después de una linda jugada colectiva dirigida por Gylfi Sigurdsson, mediocampista del Everton y la gran figura del equipo. Entre un gol y otro, Islandia mostró su mejor cara. Maneja la pelota con criterio y paciencia; con lentitud busca sumar gente en ataque.

La pelota parada es la mejor arma de Islandia. Foto: AFP

En el segundo tiempo el equipo escandinavo evidenció sus flaquezas. Y hay que decirlo sin soberbia: fueron muchas. Le cedió todo el protagonismo a Ghana, se protegió y le generaron varias situaciones de gol. Kasim Nuhu y Thomas festejaron para los africanos.

Los apuntes para Sampaoli que se desprenden del juego contra Ghana son diversos. Es verdad que se repliegan bien y que tiene altura; no es cierto que son buenos contragolpeadores. Islandia no tiene velocidad ni fineza en los pases largos. El arco rival, por varios pasajes, le queda demasiado lejos: a su arquero y su centrodelantero rara vez los separaron más de 25 metros.

Entrarle por arriba será complejo. Se presume que los zagueros argentinos y el mediocampista central van a manejar la pelota con comodidad. Los laterales podrán estar bien altos, para generar espacios, por la poca peligrosidad de las réplicas. El juego asociado en corto y la movilidad de los atacantes serán la clave. También los remates de media y larga distancia.

Una idea saludable sería, en algunos tramos del juego, cederle el protagonismo a Islandia para que avance en bloque: es decir, no presionar. Por lo que se observó ante Ghana, la defensa escandinava sufre cuando tiene que correr para atrás.

Se terminó la preparación para Islandia y la certeza de equipo durísimo quedó en duda. Será complejo, claro, pero están un par de escalones por debajo de Argentina.