Padres del bebito británico Charlie Gard terminan batalla legal por tratamiento médico en Estados Unidos

Posted julio 24, 2017 7:18 pm by

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Los padres de Charlie Gard, de 11 meses, quien padece una enfermedad terminal y cuyo caso ha captado la atención internacional, decidieron terminar su batalla en los tribunales en Inglaterra, reporta People.

Un abogado que representa a Chris Gard y Connie Yates, padres del menor, le dijo a la Corte Superior que “el tiempo se había agotado” para Charlie. Esto, luego de que un médico estadounidense dijera que era ya muy tarde para darle un tratamiento de terapia con nucleósidos, reseña la nota de People. Los padres habrían recibido los resultados de un examen de tomografía el lunes.

“Pobre Charlie. Es demasiado tarde. Los daños ya están hechos. Tristemente, el tiempo se acabó”, dijo Grant Armstrong al juez Nicholas Francis, con los padres presentes en la sala. “Tristemente, esa ventana de oportunidad no existe más. Los padres han tomado una dura decisión”, dijo el abogado.

Charlie Gard

Family of Charlie Gard via AP

El artículo de People expone que Chris Gard y Connie Yates, los padres del menor, habían pedido a un tribunal de Inglaterra la autorización para llevar a su hijo Estados Unidos a recibir un tratamiento alternativo. Sin embargo, la División Familiar de la Corte Superior en Londres, había decretado en abril que la experimentación médica no era “lo mejor para Charlie”. Entonces, les fue denegado el permiso para viajar a Estados Unidos a recibir tratamiento.

Parents Of Charlie Gard

Carl Court/Getty Images

Charlie tiene una condición genética rara llamada Síndrome de reducción de ADN mitocondrial (mitochondrial depletion syndrome) que causa debilidad muscular progresiva y daño cerebral. Charlie está conectado a máquinas que lo mantienen vivo y no pude moverse, comer, ni respirar sin asistencia.

“Esto es irreversible hasta con [el tratamiento con nucleósidos]. Ya no es posible ofrecerle ninguna oportunidad de mejoría en estos momentos”, dijo.

Mientras, la madre del niño expresó entre lágrimas: “Sólo queríamos darle una oportunidad de vivir. Demasiado tiempo se ha perdido”. Los padres dijeron en corte que “dejarlo ir” es la decisión más difícil que han tomado en sus vidas.