"Que quede muy claro, no tramé nada con Rusia"

Posted julio 25, 2017 7:46 am by

Jared Kushner, yerno y asesor del presidente Donald Trump, negó ayer lunes ante la comisión de Inteligencia del Senado haber coludido con funcionarios rusos durante la campaña electoral de 2016. “Permítanme que sea muy claro: no coludí con Rusia, ni conozco a nadie de la campaña que lo haya hecho. No usé fondos rusos para mis negocios. Y he sido transparente en proporcionar la información pedida”, dijo Kushner en la Casa Blanca, luego de comparecen ante los senadores.

Kushner mantuvo una reunión a puerta cerrada con la Comisión de Inteligencia del Senado que se extendió por aproximadamente dos horas. Poco antes de ingresar, divulgó una declaración de 11 páginas, en las que admitió haber contactado a funcionarios rusos en cuatro oportunidades, pero negó toda colusión (pacto ilícito para dañar a un tercero) con Moscú.

“Con relación a mis contactos con Rusia o representantes de Rusia durante la campaña, apenas existieron”, afirmó.

El yerno de Trump afirmó que su suegro ganó las elecciones porque “tenía un mensaje mejor y dirigió una campaña mejor” que los demócratas, y dijo que “sugerir otra cosa ridiculiza a los que votaron por él” en las elecciones presidenciales de 2016.

La abogada.

La reunión que más llama la atención de las cuatro que reconoció, fue la que mantuvo, en junio de 2016, con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya, encuentro que había desatado una enorme polémica a inicios de este mes. De acuerdo con todas las partes, la conversación se centró en una ley que veta la adopción de niños rusos por familias estadounidenses.

Sin embargo, unos mails divulgados por el hijo mayor de Trump, Donald Jr, sugiere que el comité de campaña esperaba recibir de Veselnitskaya información comprometedora sobre la candidata demócrata, Hillary Clinton, para usar en la campaña electoral.

Además de Donald Jr. y Kushner, participó de esa reunión Paul Manafort, entonces jefe de campaña electoral de Trump.

Kushner afirmó que no leyó la cadena de correos electrónicos que le reenvió Donald Jr. al pedirle que le acompañara al encuentro, y que ni siquiera sabía con quién iban a reunirse, por lo que no era consciente de la promesa sobre información relativa a Clinton.

“Cuando llegué, (…) la abogada rusa estaba hablando sobre un veto a las adopciones en Estados Unidos de niños rusos. No tenía ni idea de por qué se estaba hablando de ese tema y decidí rápidamente que estaba perdiendo el tiempo en esa reunión”, explicó Kushner.

A los diez minutos, Kushner escribió a su asistente y le pidió llamarle al celular para tener una excusa y poder irse de la cita.

La declaración divulgada este lunes por Kushner también confirmó que al momento de haber presentado los formularios obligatorios para tener acceso a informaciones reservadas, no había hecho mención de esos encuentros con los rusos.

Según Kushner, sus formularios “fueron presentados prematuramente debido a un error de comunicación, e inicialmente no incluía mis contactos con funcionarios de gobiernos extranjeros”.

Casado con la hija mayor de Trump, Ivanka, Kushner prestará testimonio hoy martes ante la comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Con sus comparecencias en el Senado, Kushner se torna así en el primer integrante del círculo familiar más próximo de Trump en ser interrogado por la interminable controversia sobre las relaciones con Rusia. Ayer lunes Kushner llegó al recinto reservado por los senadores y fue recibido por un impresionante batallón de fotógrafos y camarógrafos, pero se mantuvo imperturbable y no formuló declaraciones.

La trama rusa ya motivó el despido del asesor de Seguridad, Michael Flynn, y del director del FBI, James Comey.

El Congreso vota fondos para el muro con México.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votará esta semana un plan presupuestario para el año fiscal 2018, que incluye los 1.600 millones de dólares que solicitó la Casa Blanca para empezar a construir el muro en la frontera con México. Los republicanos incluyeron la propuesta del muro dentro del presupuesto de Defensa. El congresista demócrata por Arizona, Rubén Gallego, acusó a los republicanos de hacer “el trabajo sucio” de Trump. EFE

El yerno de Trump ayer al llegar al Senado para comparecer por la trama rusa. Foto: Reuters

LAS REUNIONES RECONOCIDAS.

Abril.

Kushner se reúne con el embajador ruso, Sergei Kislyak, en el hotel Mayflower de Washington, donde Trump dio un discurso sobre política exterior. Allí, Kushner conoció a Kislyak y otros tres embajadores, quienes le hablaron durante “menos de un minuto”. El yerno de Trump argumentó que su relación con Kislyak era tan mínima que ni siquiera recordaba su nombre al día siguiente de la victoria de Trump en noviembre.

30 de octubre.

Otro “posible contacto” con Rusia reconocido por Kushner fue un correo electrónico que recibió de un tal “Guccifer400”, que “amenazaba con revelar las declaraciones de impuestos de Trump” si no le enviaban “52 bitcoins”. Tras preguntar al Servicio Secreto, Kushner decidió ignorar ese “intento de extorsión”, procedente aparentemente de un pirata cuyo nombre es muy similar al responsable del ciberataque a la sede del partido demócrata el año pasado, llamado “Guccifer 2.0”.

1° de diciembre.

Kushner recibió a Kislyak en la Torre Trump de Nueva York, y le expresó su “deseo de una nueva etapa en las relaciones”, además de preguntarle por una posible persona de contacto entre el equipo de transición y Rusia. “No sugerí crear un canal secreto de comunicación” con Rusia, aseguró Kushner en relación a un informe publicado en el Washington Post en mayo. Kislyak le pidió reunirse con Sergei Gorkov, “alguien con una línea directa” con Putin, y cabeza del Vnesheconombank, banco ruso sancionado por EE.UU.

13 de diciembre.

El yerno de Trump se reunió con Gorkov, y hablaron en general sobre las relaciones.