Rusia confirma polución radiactiva 1000 veces mayor de lo normal

Posted noviembre 21, 2017 10:28 pm by

El servicio meteorológico de Rusia, Roshydromet, comunica la detección en los Urales de un nivel en el aire de rutenio-106 casi 1000 veces superior a lo normal.

Roshydromet confirma así, con sus mediciones en las regiones de Tartaristán, el río Volga y Rostov del Don, señales de alarma emitidas desde principios de octubre en Europa occidental (Alemania, Italia, Austria, Suiza y Francia) sobre una cantidad inusual en el aire del isótopo radiactivo.

Las mediciones rusas corresponden a fines de septiembre y comienzos de octubre en la estaciones climáticas de Agrayash y Novogorny, la primera de las cuales está a unos 30 kilómetros de una gran planta de la compañía estatal rusa Rosatom, la de Mayak, para reprocesamiento de combustible nuclear y producción de material para usos industriales y científicos.

La planta de Mayak niega, sin embargo, en un comunicado citado por la agencia francesa AFP, que sus actividades hayan provocado el aumento del nivel de rutenio, mientras que Rosatom ha desmentido que se haya producido accidente alguno en sus instalaciones al que se pueda achacar la contaminación, informa la agencia rusa Sputnik.

El día 9 de este mes, el Instituto de Radioprotección y Seguridad Nuclear francés (IRSN) había atribuido a algún accidente nuclear sucedido en Rusia o Kazajistán la “nube” de rutenio-106, si bien al mismo tiempo negaba que las cantidades detectadas pudieran afectar a la salud humana ni al medioambiente.

El Servicio Federal Hidrometereológico y de Monitoreo Ambiental (nombre completo de Roshydromet) ruso ha confirmado este martes que los niveles del isótopo observados son “200 y más veces inferiores al máximo permitido”, conforme a Sputnik, aunque no descarta que el rutenio pueda haber llegado a Europa central y occidental.

La organización no gubernamental Greenpeace, con sede en Ámsterdam (capital de los Países Bajos), ha declarado hoy que reclamará a la Fiscalía de la Federación Rusa pesquisas sobre la posibilidad de un accidente en la región.

La planta de Mayak, de unos 90 kilómetros cuadrados, es considerada uno de los puntos más contaminados por radioactividad del planeta. Fundada en 1948, en 1957 sufrió un accidente apenas publicitado, pero que se ha descrito como el tercero más grave de la historia en su género, solo por detrás del de Chernóbil (Ucrania) de 1986 y el de Fukushima (Japón) de 2011.

mla/anz/snr/rba