Rusia define como una amenaza militar el ‘ataque global’ de EEUU

Posted julio 21, 2017 9:48 am by

El afán por la dominación global en los océanos internacionales y el concepto del ‘ataque global’, impulsados por EE.UU., constituyen una amenaza para Rusia.

Uno de los principales retos a los que se enfrenta Rusia es “el esfuerzo de varios Estados, principalmente Estados Unidos y sus aliados, por dominar los océanos del mundo, incluida la región ártica, y por establecer una abrumadora superioridad de sus fuerzas navales”, según el texto de los principios básicos de la Política Naval de Rusia 2030, que ha sido aprobado este jueves por el presidente ruso, Vladimir Putin.

A diferencia de la ya obsoleta doctrina marítima para el periodo comprendido hasta 2020, el nuevo documento determina los países que representan una amenaza militar directa a Rusia, según la agencia de noticias rusa Russia Today.

El nuevo texto destaca el creciente papel de las fuerzas navales en el siglo XXI, ya que las flotas “podría cambiar el curso de las confrontaciones militares y el resultado de una guerra”, subraya.

“Esto queda demostrado en el concepto del ‘ataque global’ (promovido por Washington), que representa un nuevo reto para la seguridad internacional y una amenaza directa a la seguridad militar de la Federación Rusa”, indica el documento.

(Uno de los principales retos a los que se enfrenta Rusia es) el esfuerzo de varios Estados, principalmente Estados Unidos y sus aliados, por dominar los océanos del mundo, incluida la región ártica, y por establecer una abrumadora superioridad de sus fuerzas navales”, según el texto de los principios básicos de la Política Naval de Rusia 2030, que ha sido aprobado este jueves por el presidente ruso, Vladimir Putin.

En el Parlamento ruso hay quienes denuncian que el nuevo proyecto de ley del Congreso de EEUU que permitiría supervisar puertos rusos sería ‘un acto de guerra’.

 

Además, la nueva doctrina considera que las fuerzas navales se están convirtiendo en “una de las herramientas más eficaces para la disuasión estratégica”.

El texto apostilla que la disposición para usar la fuerza, incluida la aplicación de armas nucleares no estratégicas durante una escalada del conflicto militar, es también un factor disuasivo eficaz.

En este contexto, precisa que además de las armas nucleares, la flota rusa cuenta con armas de alta precisión, lo que le permite paralizar los sitios estratégicos y otros objetivos de un enemigo potencial, y esto, asegura, evitará “una guerra verdadera”.

Varios excomandantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) citados en un informe, publicado el pasado enero, en el portal estadounidense Defense News, subrayaron que el creciente arsenal marítimo de Rusia amenaza la misma “existencia” del Occidente, y podría bloquear el tráfico marítimo entre Estados Unidos y Europa.

fdd/ctl/lvs/rba