Sánchez es el nuevo presidente español

Posted junio 3, 2018 8:05 am by

Sin Biblia ni crucifijo. Pedro Sánchez juró hoy al frente del gobierno español. Foto: Emilio Naranjo (AFP) / La Nación.

Redacción de El Litoral

redaccion@ellitoral.com

DPA / Ana Lázaro Verde

El socialista Pedro Sánchez tomó hoy posesión de su cargo como jefe del gobierno español ante el rey Felipe VI, tras desbancar al conservador Mariano Rajoy con una moción de censura. El líder del Partido Socialista (Psoe), quien se convierte en el séptimo presidente de la democracia española, prometió su cargo sin presencia de Biblia ni crucifijo, una fórmula inédita en el país. La ceremonia tuvo lugar en el Palacio de la Zarzuela de Madrid, residencia de la familia real, y contó con la presencia del jefe del Ejecutivo saliente, como suele ser habitual.

La toma de posesión de Sánchez se produce tras una semana de infarto en España, en la que por primera vez prosperó una moción de censura contra el presidente del gobierno en la etapa democrática.

Rajoy fue destituido el viernes en el Congreso de los Diputados español, gracias al apoyo de fuerzas políticas como la izquierdista Podemos, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y los partidos catalanes independentistas.

El líder del Partido Socialista (Psoe), impulsor de la moción, fue investido automáticamente presidente. Con la toma de posesión ante el jefe del Estado asume las competencias del cargo. A partir de ahora, tendrá que comunicar la composición de su gabinete, que será nombrado en los próximos días.

El nuevo jefe del gobierno visitará por primera vez como tal el palacio presidencial de La Moncloa, que será su residencia.

SIETE CLAVES

– Gobierno en minoría y paritario. De momento, Sánchez no ha desvelado la composición de su gobierno, pero todo apunta a que será ciento por ciento socialista. Se descarta, por tanto, que el partido izquierdista Podemos esté dentro del Ejecutivo, aunque éste podría incluir a algún ministro independiente. Será, por tanto, un gobierno en minoría con 84 diputados de los 350 que tiene el Congreso. El propio Sánchez no podrá votar en la Cámara porque no tiene escaño (renunció a él en octubre de 2016 para evitar facilitar entonces la investidura de Rajoy como jefe del Ejecutivo).

– ¿Quiénes serán los ministros? Los ministros del gobierno de Rajoy permanecerán en funciones hasta que Sánchez nombre a los de su propio Ejecutivo. Todavía no se conocen nombres, pero se da por hecho que algunas de las carteras serán ocupadas por las personas más cercanas al nuevo presidente del gobierno que se mantuvieron fieles a él en la guerra interna desatada hace un año en el Psoe, de la que Sánchez salió reforzado como secretario general gracias a la militancia. La estructura del Ejecutivo también podría variar respecto a la diseñada por Rajoy, con áreas diferentes.

– Un gobierno paritario. Sánchez ha adelantado que conformará un gobierno “paritario”, es decir, compuesto por igual número de mujeres y hombres. Aunque no está confirmado, algunas fuentes apuntan a la creación de un Ministerio de Igualdad, que ya existió durante el mandato del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

– Prioridades. En la presentación de su programa de gobierno ante los diputados del Congreso, el líder socialista se comprometió a afrontar “las urgencias sociales” del país, entre ellas la igualdad, la pobreza y la dependencia de personas que no pueden valerse por sí mismas. En el eje de su mandato estarán las políticas sociales, laborales y medioambientales -dijo- y pondrá especial atención a la violencia de género.

– El reto de Cataluña. Uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta el gobierno de Sánchez es Cataluña, región donde también hay un nuevo Ejecutivo. El nuevo “president” catalán, el independentista Joaquim Torra, instó hoy al mandatario socialista a sentarse a negociar, aunque insistió en su objetivo de “avanzar hacia una república independiente”. Sánchez, por su parte, se mostró dispuesto a restablecer las relaciones “de diálogo” con el gobierno catalán, prácticamente rotas desde octubre, cuando el Ejecutivo de Rajoy destituyó al “Govern” de Carles Puigdemont y decidió intervenir las instituciones catalanas para frenar el proceso separatista.

– Traspaso de poderes exprés. Una semana después de presentar una moción de censura contra Rajoy, Sánchez fue investido presidente del gobierno en el Congreso de los Diputados y, desde la votación parlamentaria, transcurrieron menos de 24 horas hasta su toma de posesión. El siguiente paso es el nombramiento de los ministros, que podría ser la próxima semana. Se trata de un traspaso de poderes excepcionalmente rápido en comparación con otros derivados de unas elecciones en España.

– ¿Elecciones anticipadas? Sánchez podría apurar la Legislatura que comenzó con Rajoy al frente, cuyo fin oficial es en 2020. Pero al presentar la moción de censura contra el conservador se comprometió a convocar elecciones generales “una vez que se recupere la normalidad”. De momento no hay fecha.