Siria: Países árabes incentivaron decisión de Trump sobre …

Posted diciembre 8, 2017 5:53 am by

​​​​​​​Las colaboraciones de los países árabes ribereños del Golfo Pérsico con el régimen israelí son causa de la medida de Trump sobre Jerusalén, asegura Siria.

El vicecanciller sirio, Faisal al-Miqdad, aseguró el miércoles que las colaboraciones de los países árabes con el régimen de Israel y sus esfuerzos colectivos para desbaratar y debilitar la causa palestina fueron las principales causas que incentivaron al presidente estadounidense, Donald Trump, a declarar Jerusalén (Al-Quds) como la capital del régimen israelí.

Del mismo modo afirmó que los esfuerzos de dichos países árabes para debilitar Siria y sus apoyos a los terroristas para lograr este fin, además de sus intentos para debilitar a los grupos de resistencia palestinos también le mostraron al mandatario estadounidense la falta de compromiso de estos países con la causa palestina, por consiguiente incentivaron la decisión de Trump.

“Las colaboraciones de los regímenes ribereños del Golfo Pérsico con el régimen ocupador de Israel, sus conspiraciones contra la causa palestina, sus esfuerzos para debilitar Siria (…) y los esfuerzos de muchos estos para mantener relaciones diplomáticas con el régimen ocupador fueron las causas que incentivaron a las autoridades de EE.UU. a tomar esta decisión”, afirmó Al-Miqdad.

Las colaboraciones de los regímenes ribereños del Golfo Pérsico con el régimen ocupador de Israel, sus conspiraciones contra la causa palestina, sus esfuerzos para debilitar Siria (…) y los esfuerzos de muchos estos para mantener relaciones diplomáticas con el régimen ocupador fueron las causas que incentivaron a las autoridades de EE.UU. a tomar esta decisión”, afirmó el vicecanciller sirio, Faisal al-Miqdad.

Israel y Arabia Saudí están en conversaciones para forjar entre ambos lazos económicos oficiales, revelaron fuentes estadounidenses y árabes.

 

Además condenó la decisión estadounidense y aseguró que el Gobierno sirio, encabezado por el presidente Bashar al-Asad, junto con el pueblo sirio rechazan esta medida y seguirán apoyando a los palestinos y harán frente a las agendas de las fuerzas hegemónicas y sus aliados en la región.

El miércoles, Donald Trump, ignoró las advertencias de la comunidad internacional y hasta de sus asesores y secretarios, y declaró que su país reconoce la ciudad palestina de Jerusalén como la capital del régimen de Israel, además de indicar que trasladará de Tel Aviv a esa urbe la embajada de EE.UU.

La medida de Washington ha levantado duras críticas y condenas por parte del mundo árabe y de la comunidad internacional, que alertan de las “peligrosas” consecuencias que conllevará la decisión del mandatario estadounidense.

hgn/rha/snz/msf