Supremacistas se dispersan tras marcha en la capital

Posted agosto 12, 2018 11:02 pm by

Los supremacistas que planeaban un acto frente a la Casa Blanca finalmente se dispersaron antes del evento, superados en gran cantidad por cientos de contramanifestantes que les gritaban.

Decenas de neonazis, gritando consignas y con símbolos fascistas y banderas de EEUU, llegaron a Washington para su acto en defensa de “los derechos civiles de los blancos” que tenían previsto en un parque enfrente de la Casa Blanca.

Los manifestantes comenzaron a salir sobre las 3 pm de la estación de metro Foggy Bottom, desde donde partieron caminando hacia el parque Lafayette, frente a la mansión presidencial.

Separados de los supremacistas solo por una cinta de plástico amarilla, activistas de izquierdas gritaban consignas y agitaban pancartas, mientras decenas de periodistas y cámaras de televisión captaban el momento de tensión.

El nuevo rostro del racismo en Estados Unidos

El nuevo rostro del racismo en Estados Unidos

Mientras tanto, los neonazis salían del metro envueltos en grandes banderas estadounidenses, mientras algunos lucían símbolos con la bandera confederada, símbolo de los estados del sur de Estados Unidos que defendían la esclavitud en la Guerra de Secesión contra los del norte.

Para viajar a Washington, los neonazis se reunieron sobre las 2 pm hora local en la estación de metro de Vienna, en la localidad de Fairfax, Virginia, a las afueras de Washington.

En los vagones, los neonazis iban acompañados de decenas de agentes de seguridad del servicio de metro, así como por agentes de la policía local de Alexandria.

La marcha de “Unir a la derecha” se celebró en el primer aniversario de una protesta similar en Charlottesville, Virginia, que se saldó con una joven muerta y una veintena de heridos.

Los convocantes esperaban al menos unas 400 personas en el Parque Lafayette frente a la Casa Blanca pero solo aparecieron un par de docenas de ellos.

Mientras, miles de personas -incluidos ancianos y familias con niños- participaron desde el mediodía en una protesta antirracista en otra plaza del centro de la capital y algunos tenían previsto llegar hasta la Casa Blanca para plantar cara a los supremacistas.

Mientras que la Casa Blanca fue el telón de fondo de ambas manifestaciones, el presidente Donald Trump no estaba en la ciudad. La alcaldesa del distrito, Muriel Bowser, quien se encontraba de viaje en El Salvador, regresó a la capital ante la marcha supremacista.

La marcha coincidió también con el estreno en todo el país el viernes de la película ”Blackkklansman”, del director Spike Lee, basada en un hecho real de los 70’s en Colorado Springs, Colorado, donde el único policía afroamericano infiltra el Ku Klux Klan, que por entonces lideraba David Duke, uno de los oradores de la marcha este domingo y que finalmente, no habló.