Terrorismo en Siria se rompe en pedazos: aumenta lucha por poder

Posted julio 20, 2017 3:05 am by

Terroristas sirios se distancian de los objetivos y se pelean entre sí en el noroeste sirio causando decenas de bajas mortales en sus filas.

Según han informado este miércoles fuentes locales, los terroristas de la alianza Hayat Tahrir Al-Sham atacaron las posiciones de Ahrar Al-Sham cerca de la aldea de Hezarin, en la provincia de Idlib, y se hicieron con el control de la zona.

En los enfrentamientos, han añadido las fuentes, decenas de elementos de Ahrar Al-Sham perdieron la vida, incluido un alto cabecilla de la banda, identificado como Abu Ibrahim Kornar.También fueron confiscados sus equipamientos militares.

En venganza, Ahrar Al-Sham lanzó ataques contra un puesto de control de Hayat Tahrir Al-Sham en la región de Yabal al-Zawiya y, al hacerse con su control, declaró la zona como “militar” e impuso restricciones para la circulación de personas y vehículos.

Cabecillas terroristas reconocen el fracaso de sus planes para unir a las diferentes bandas activas en Siria y formar una coalición ante el avance sirio.

 

Hayat Tahrir Al-Sham y Ahrar Al-Sham, entre otros grupos terroristas, rivalizan desde hace meses por el liderazgo político y militar de la provincia de Idlib, ya que su paso fronterizo, Bab al-Haway, con Turquía es un punto crucial que les permite controlar por completo el flujo de armas.

Y la causa principal de tales enfrentamientos, conforme a los análisis de expertos en los avatares sirios, consiste en la reciente celebración de una elección regional por Ahrar Al-Sham para formar un consejo regional. Y para Hayat Tahrir Al-Sham, afirman, se trata de un acto de “traición”.

Y desde luego, resaltan, la reciente crisis entre los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG-integrado por países árabes ribereños al Golfo Pérsico), por ser los principales patrocinadores del terrorismo en Siria, es la base del aumento de la crisis entre los terroristas en Siria.

Ahrar Al-Sham es un grupo salafista que ha recibido apoyo financiero y militar de Turquía y Catar en los últimos años, mientras que las otras bandas terroristas en suelo sirio gozan del apoyo de Arabia Saudí y sus aliados.

tas/anz/mkh