Trump suma otro fracaso en su ‘lucha’ contra el Obamacare

Posted julio 19, 2017 8:39 am by

Los republicanos del Senado de EE.UU. no han logrado ponerse de acuerdo para encontrar un reemplazo a la ley sanitaria que impulsó el expresidente Barack Obama, pero tampoco son mayoría aquellos que quieren optar por derogarla sin alternativa, como pretende el presidente, Donald Trump.

La incapacidad de los senadores republicanos para encontrar un consenso alrededor de esta cuestión supone el mayor fracaso legislativo del presidente en los casi seis meses que lleva al frente de la Casa Blanca, ya que tumbar el sistema sanitario de Obama fue una de sus grandes promesas de campaña.

A pesar de las críticas, la ley sanitaria de Obama ha proporcionado acceso a la salud a más de 20 millones de personas desde 2010

El Obamacare también ha tenido problemas en su implementación, falta de alternativas de seguros en algunos estados y el incremento de los precios de los mismos.

En la noche del lunes, otros dos senadores republicanos sumaron su negativa al proyecto de ley presentado la semana pasada para revocar y reemplazar la conocida como Obamacare, por lo que los votos no daban para su aprobación en el pleno y el líder de la mayoría conservadora, Mitch McConnell, anunció que abandonaba esos esfuerzos.

Sin embargo, McConnell indicó que sometería a voto un proyecto que sí logró el consentimiento de la Cámara Alta en 2015, y que fue vetado entonces por Obama, con el objetivo de derogar la ley sanitaria y darse un plazo de dos años para lograr un nuevo proyecto alternativo.

Esa propuesta, cuyos efectos, según la oficina de presupuesto no partidista del Congreso (CBO, por su sigla en inglés), tendría aun efectos más devastadores sobre el acceso a la salud que los proyectos de ley debatidos hasta la fecha, al dejar sin seguro médico a 18 millones de estadounidenses en apenas un año.

La derogación total y limpia de la ley sanitaria de Obama era el objetivo de los ultraconservadores; sin embargo, los más moderados, en cuyos estados Obamacare ha ampliado el acceso a la salud de forma exponencial, no pueden permitirse el desmantelamiento del sistema, por lo que ya hoy han tumbado cualquier alternativa al respecto.

Es el caso de las senadoras Lisa Murkowski (Alaska), Susan Collins (Maine) y Shelley Moore Capito (Virginia Occidental), con cuyas negativas la derogación pretendida por Trump no tiene futuro alguno. Aunque el multimillonario instó la pasada noche a la derogación sin alternativa, la imposibilidad de esa postura le ha llevado hoy a asumir que su propio partido no encuentra el camino para ello.

‘Creo que probablemente estamos en la posición en la que dejaremos que Obamacare fracase, no nos vamos a responsabilizar’, dijo Trump al ser preguntado por periodistas en la Casa Blanca.