Una nena argentina de 8 años fue torturada durante 12 horas y asesinada en España