Una turista murió en la peligrosa playa de St Maarten donde los aviones causan ráfagas de viento al despegar

Posted julio 14, 2017 2:00 am by

Una mujer de 57 años murió en la isla caribeña de St Maarten después de que la ráfagas del potente motor de un avión la arrastrara contra una estructura de cemento.

El accidente fatal ocurrió en el Aeropuerto Internacional Princesa Juliana, famoso por su ubicación junto a la playa de Maho, que hace que el despegue y el aterrizaje de las aeronaves sean en sí mismas atracciones turísticas.

Es muy común que los visitantes que están en la playa caminen hasta la cerca que está en el límite del aeropuerto y se sostengan de ella para ver el despegue de los aviones desde atrás.

Eso fue precisamente lo que hizo la mujer, de nacionalidad neozelandesa, según la policía informó a los medios. Según
The New Zealand Herald el director de turismo de la isla, Rolando Brison, dijo que se contactaron con la familia de la mujer fallecida, que lamentó la imprudencia y el desenlace.

La víctima estaba aferrada a la valla pero la fuerza de los motores la empujaron violentamente hacia atrás, causando lesiones graves al estrellarse contra un zócalo de cemento.

La mujer fue socorrida en el momento y luego trasladada al Centro Médico Sint Maarten, un centro de asistencia cercano, pero no sobrevivió.

El avión que despegaba en este caso era un vuelo comercial y la aeronave un Boeing 737, según reportaron medios locales.

La policía de la isla le dijo a
The Washington Post que se trata de la primera fatalidad registrada, aunque en el pasado sí hubo casos de heridos, aunque no hay un número oficial de cuántas lesiones han ocurrido en la playa de Maho.

Advertencias

El tramo de la playa, que es territorio holandés, es popular entre los turistas no solo por los despegues, que en este caso tuvo un desenlace trágico, sino por los aterrizajes ya que los aviones vuelan casi pegado al mar y a la franja de arena antes de tocar tierra.

A pesar de ser un gran atractivo, hay letreros en los alrededores del comienzo de la pista, a solo 50 metros de la valla de la playa, que advierten que es el área es peligrosa y que no hay que colocarse cerca del alambrado debido a las explosiones y fuertes ráfagas de aire que lanzan los motores de las naves.

Según
The Washington Post, en 2012 dos turistas resultaron heridos en las afueras del aeropuerto después de que la fuerza de una explosión similar los expulsara.

A pesar de la advertencia de peligro, los videos y fotografías son populares en redes sociales.